¿Qué es lo primero que necesito para participar?

Lo primero que debes saber es que no necesitas ser un experto en ornitología para participar en el programa Biobserva. Inicialmente, deberás dedicar un tiempo variable, dependiendo de tus conocimientos previos, a conocer las 20 aves de las que vamos a hacer un seguimiento en Biobserva. Son 20 especies comunes, que aquí llamaremos aves-objetivo, fáciles de identificar, que cuando las conozcas incluso te sorprenderá que no te hubieras percatado de sus diferencias hasta que empezaste a participar el programa.

Dispones de material didáctico en distintos formatos (papel, info en web, info en app, vídeos y audios) que puedes encontrar en los recursos de esta web y un training track que te guía en el procedimiento.

Y una vez estés listo, podrás empezar a observar y registrar las aves que observes en tu planta de trabajo. ¿Te preguntas cómo? Aquí tienes tu Training Track.

¿Cómo puedo participar en Biobserva?

Ya sabes que la participación en Biobserva es muy fácil, sin embargo, te aconsejamos que sigas ordenadamente el procedimiento que describimos a continuación para evitar errores o pérdidas de tiempo innecesarias. Hay tres grandes pasos que debes completar:

  1. Training track. ¡Tu formación básica en ornitologia!
  2. Registro. Un poco de burocracia...
  3. Observación de aves en BiObserva. ¡Por fin, llega la acción!

Training Track

Los pájaros son seres muy activos, vuelan, se mueven por las ramas, el suelo o el agua, generalmente de forma mucho más rápida y nerviosa que los seres humanos; por ello es necesario el uso de los prismáticos para poder identificarlos. Intenta tener los prismáticos a tu alcance cuando participes en el programa.

1 - Mira el póster. Para reconocer las especies de las que hace seguimiento el programa BiObserva, observa detenidamente el póster. Cuando lo hayas hecho, verás que una parte de ellas ya las conocías o que te serán muy fáciles de reconocer. ¿Quién no puede reconocer en cuestión de segundos esta urraca, este petirrojo o esta abubilla, por ejemplo?

2 - Profundiza en las especies. Habrás observado que en algunas de estas aves los machos y las hembras son distintos, otras tienen alguna especie que se les parece en coloración general y otras son suficientemente pequeñas como para que los detalles deban ser inspeccionados con mayor detalle. Para que resuelvas estas cuestiones, tienes una ficha más detallada que te ofrece información suficiente.

Además, observa que las aves se distribuyen territorialmente según sus preferencias de hábitat y algunas de ellas presentan una fuerte estacionalidad. Tienes unos códigos que te indican en qué zonas y épocas del año puedes encontrar esas aves. Hemos dividido España en tres zonas geográficas donde puede haber importantes diferencias Península, Baleares y Canarias. Por el efecto del aislamiento respecto a los continentes, las islas suelen carecer de algunas especies que incluso son muy comunes en el continente y, en cambio, tienen especies únicas (llamadas endemismos) que han evolucionado allí con exclusividad. Un ejemplo es el canario, exclusivo de las Islas Canarias. ¡Maravillas de la evolución!

Península Ibérica Península
Islas Baleares Baleares
Islas Canarias Canarias

Las aves objetivo del programa BiObserva son especies comunes fáciles de identificar. Presta atención, de todos modos, a su estacionalidad; puede ser que en tu zona una especie sea más abundante en invierno o en primavera.

3 - Un dibujo vale más que mil fotografías. El dibujo permite al artista (que también es un experto ornitólogo) resaltar expresamente los detalles de identificación del ave pero en el campo tendremos distintas condiciones de luz, el ave se moverá de una forma determinada y nuestro punto de observación puede influir mucho en los detalles que observemos.

 

Cómo recoger los datos

Una vez te sientas con suficiente confianza para identificar la mayoría de las aves de Biobserva que creas que pueden estar en tu planta, ya estás en condiciones para empezar a observar y registrar las especies que encuentres.

Mientras estás realizando tus tareas laborales en el exterior, sencillamente mantén la vista y el oído sintonizados con las aves que puedas ver o escuchar. Tener los prismáticos a mano te ayudará mucho, especialmente al principio, para identificar a las especies que todavía no conoces.

Cómo recoger las observaciones en el campo: app o libreta

Tanto la libreta como la app contienen los campos a rellenar con la información precisada. Son los siguientes:

Instalación: nombre de la planta
Fecha, Hora de inicio y Hora final: la correspondiente información sobre cuándo se han realizado las observaciones.
Tipo de observación: marcar la casilla según corresponda.
Lista especies objetivo: únicamente se han registrado las aves de las que se va a hacer seguimiento (20 en Península, 19 en Baleares, 17 en Canarias).
Lista completa: además de las especies objetivo, se han anotado todas las que el observador ha detectado.
Dato casual: por el interés que puede tener la observación (p.ej., un ave fuera de temporada, sea especie objetivo o no) se registra una especie (o varias) sin anotar otras que puedan haberse observado.
¿Incluye zona de búffer?: Marca si anotas observaciones en el área de búfer, es decir, en un perímetro de 200m. alrededor de la instalación. Deja sin marcar si las observaciones son exclusivamente del interior del recinto.
Especie: nombre común del ave observada.
Núm.: número de individuos observados o estimación. En grupos grandes es imposible contar los individuos con precisión y se deberá hacer una estimación aproximada.

Introducción de datos en la web

Una vez tomados los datos en la libreta, es muy sencillo introducir esta información en la web de BiObserva. Ten en cuenta que si no introduces los datos en la web ¡no estás participando en el proyecto!

Este tutorial explica cómo introducir los datos en la web
Este tutorial explica cómo introducir los datos desde la app

Dos censos anuales

Es importante disponer de datos homogéneos para que BiObserva sea útil para controlar las poblaciones de aves. Con este fin, hay dos fechas clave en las que se pide a los colaboradores que realicen al menos un censo con estas características:

Duración mínima de 30 minutos. Recorrer toda la instalación. Realizarlo entre la salida del sol y las 12h. Anotar las especies objetivo y, si se desea, todas las especies.

Del 15 al 30 de enero con la finalidad de obtener datos de las especies invernantes.

Del 15 al 30 de mayo con la finalidad de obtener datos de las especies nidificantes.

Las aves de ambas estaciones pueden ser muy distintas y con estos censos realizados casi simultáneamente en todas instalaciones del proyecto, obtendremos información de gran valor sobre la avifauna de estas dos épocas del año.

Los dos censos anuales son también una oportunidad para ampliar los conocimientos y formarse. Pueden hacerse en grupo, de forma que los participantes se beneficien de la experiencia de otros.

¡Juega con los datos!

Puedes obtener estadísticas de observaciones por instalación, especie de ave, observador y otras variables. En el menú Ver datos puedes filtrar las observaciones para ver qué aves se han observado por instalación, provincia, época del año y observador, entre otros. Este tutorial muestra cómo llevar a cabo algunas de las consultas.